viernes, 25 de febrero de 2011

Profes y alumnos unidos por la tele

En Bogotá se dan clases de educación superior a través de la TV. Un modelo dirigido a personas de bajos recursos.

BOGOTA. El profesor transmite desde Cota. Sus alumnos están en Bogotá, Riohacha o Cali. O en cualquiera de las 170 ciudades en las que los estudiantes ven a los docentes a través de la televisión y reciben clases de educación superior en las denominadas teleaulas.

El educador se prepara como cualquier presentador de algún espacio televisivo. Antes de entrar a escena, pasa por la sección de maquillaje donde le eliminan el brillo de su rostro y para el caso de las mujeres un retoque del labial y del peinado. Y al aire.

A kilómetros de distancia sus alumnos. "Muchas personas creen que uno no va aprender, pero no es así. Es una forma diferente, sí, pero es muy eficaz", dijo María Bonivonte, integrante de la comunidad Wayuú que adelanta estudios de Gestión de Negocios con énfasis en Turismo.

María nunca se imaginó que a través de televisores fuera a salir adelante. Para ella es algo completamente nuevo y más teniendo en cuenta que su comunidad aún está enmarcada dentro de lo más tradicional de la educación. Es decir, el profesor al frente y el tablero en la pared.

Pese a la distancia, en caso de alguna duda, el alumno puede preguntar. En este sentido es diferente a la educación por televisión 'a la antigua' en la que si el estudiante no entendía no tenía la oportunidad de aclarar y se quedaba con un vacío en el conocimiento.

María ya lleva algún tiempo en estas clases. Pero quien va a iniciar su experiencia a través de los televisores es Miller Montaña, un joven en condición de discapacidad que vive en Usme y cuya pasión por los computadores lo llevó a esta opción de aprendizaje para salir adelante en ingeniería de sistemas.

"Por mi condición de movilidad - dice - me quedaba imposible ir a una universidad, pero por TV es algo que me gusta".

¿QUÉ ES EDUPOL?: "Queremos llegar a todo el país, esta tecnología es un gran servicio para la comunidad, porque ahorra tiempo y dinero para los alumnos", explicó Mónica Leyva, presidenta de Edupol, una empresa que se dedica a la educación en América Latina dirigida a personas de escasos recursos o que viven en zonas alejadas de las ciudades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada