viernes, 9 de septiembre de 2011

LA LECTURA Y LA COMPRENSIÓN LECTORA

La lectura es una actividad eminentemente intelectual que permite conectarse con el pasado para conocer la forma de pensar, actuar y sentir de las antiguas culturas, así como también informarse de lo que acontece en el presente. En la lectura intervienen dos aspectos fundamentales: la percepción visual (de orden físico) y la comprensión mental de lo leído (de orden intelectual), ambos aspectos están estrechamente relacionados y son de mucha importancia a la hora de leer.

“La comprensión lectora, es concebida como un proceso interactivo entre escritor y lector a través del cual el lector interpreta y construye un significado”.[1] La lectura, entonces, no se limita únicamente a decodificar un texto, sino que va más allá; se trata de extraer las ideas que se transmiten a través de dicho texto, interpretarlas, compararlas con las ideas previas que se tienen y proponer nuevos significados o ideas. Esto indica que para comprender un texto leído, es necesario tener ideas previas sobre el tema que trata el escrito, por lo que en la escuela hay que tener en cuenta en el proceso de enseñanza de la comprensión lectora, seleccionar los textos de acuerdo al nivel de conocimientos en que se encuentran los estudiantes.

La lectura, sin embargo, no se limita a los textos escritos, también tiene que ver con los símbolos y fenómenos a que están expuestas las personas. Se puede leer un semáforo, un mural, un afiche, los fenómenos atmosféricos, símbolos matemáticos, un comercial de televisión, un gesto, una canción. Además, se puede leer toda la información que proporcionan las Tecnologías de información y comunicación (TIC) en distintos formatos: textos hipermediales, videos, audios, imágenes, acompañado de la simbología propia, emoticones, enlaces, iconos.

El momento histórico que vivimos requiere la adquisición y procesamiento de grandes cantidades de información. Necesitamos agudizar nuestra capacidad de interpretación de símbolos. Sin embargo, la escuela tradicional aún no ha logrado ponerse en consonancia con las nuevas necesidades y continúa trabajando la comprensión lectora como un proceso de descodificación, sin involucrarse con la construcción activa de significados. De esta manera, se ha planteado la necesidad de reevaluar la descodificación como principal actividad de la lectura, sustentando la labor docente en teorías relacionadas con la naturaleza y dinámica de la comprensión lectora. La lectura en medio electrónico es un proceso de construcción de conocimiento a partir de varias fuentes interconectadas por medio de los hipervínculos[2]

La lectura es una puerta al conocimiento, cuando el lector comprende lo que lee, obtiene un aprendizaje. Por ello hay que dirigir los esfuerzos hacia el desarrollo de tal competencia entre los estudiantes, puesto que la comprensión lectora les facilitará el aprendizaje de todas las áreas que se imparten en la escuela, así como la obtención de resultados satisfactorios en las evaluaciones a que se deba enfrentar y más aún, un mejor desenvolvimiento en su vida profesional.


[1] Quintero y Hernández (2001). Citado por LOPEZ ANDRADA, Concepción. Desarrollo de la comprensión lectora en contextos virtuales. 2º Congreso Internacional Comunicación 3.0. Universidad de Salamanca, España. 2010 [Consultado 24 de marzo] Disponible en: http://campus.usal.es/~comunicacion3punto0 /comunicaciones/001.pdf
[2]  Warschauer (2000). Citado por LOPEZ ANDRADA, Concepción. Op Cit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada